…And Justice For All

Cuando entré al estadio por el túnel, me empecé a poner ansioso, la gente gritaba aprovechando el eco que generaba el túnel, me sentía en la presentación de un DVD que muestra como se llena de gente el recital.

Cuando llegamos al final del túnel, tocamos el pasto de la cancha con los pies y mi amigo me dice “Boludo esta re lleno”, levanto la cabeza y era verdad…  estaba llenisimo, se me pone la piel de gallina de sólo acordarme la impresión que me dio en ese momento ver tantas personas.
¿Cómo mierda había tanta gente? Faltaban dos horas para que empiece el recital, aparte era la segunda fecha en la ciudad y no sabia que habían agotado las entradas. Yo quería llegar temprano para ir cerca del escenario. Se complicó bastante pasar entre tanta gente, pero alcanzamos un lugar aceptable para poder ver algo.
De repente, se apagan las luces y se escucha la guitarra… escuchar los primeros acordes de un recital ésta entre las cosas más placenteras del mundo. Ansiedad, excitación, mucha emoción y felicidad todo mezclado y de repente como una patada al pecho.
El recital empezó con Master of puppets, se fueron al carajo, fue destructivo, no sabia que hacer, fue muy frenético. Tenía ganas de moverme para todos lados, la gente se volvió loca literalmente.  Se escuchaba re bien, no sabia que… ni me entraba en la cabeza que podía existir un sonido tan limpio, perfecto y pesado al mismo tiempo. Las pantallas se veían perfectas y el juego de luces era increíble, era un recital de alta definición perfecto para mis ojos y oídos.
La batería me penetraba el cuerpo y me retumbaba todo el pecho y hacia temblar el resto de mi cuerpo, pensé que me iba a dar un paro cardíaco.  Golpes secos y concisos del bombo, era lo más.
Cuando tocaron Enter Sandman, se abrió una ronda gigante y transformó ese momento en el más épico de la noche. Era impresionante ver como la gente corría y se movía para todos lados. De repente la ronda se hizo enorme, más grande que el área de la cancha…volaban brazos, patadas…
En un momento me doy vuelta y veo todo el estadio saltando. Impresiona ver tanta gente moviéndose de esa manera, una imagen que nunca se va a borrar de mi cabeza.
Al terminar el recital, me agarro un poco de melancolía, no quería que termine la noche. Nunca fui tan feliz, creo que el sentido de la vida es ver y escuchar a Metallica.

Anuncios

Deja un comentario (pone nombre si no tenes usuario).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s