Las maneras de creer en lo que no existe

– Sacala, sacala, sacala, sacala, SACALA LA PUTA QUE TE PARIO.
Una vez nos pusimos a ver un partido contra el otro equipo de la ciudad en lo de un amigo. Íbamos perdiendo 3 a 0 y todos nos quejábamos de las acciones de los jugadores.
– No podes hacer ese pase.

– ¡Cómo vas a encarar para el lugar donde hay más jugadores!.

La madre, que parecía no gustarle el fútbol, no se le ocurrió otra cosa que hacer un comentario en ese momento.

– Pero ya que dan tantas ordenes ¿Por qué no trabajan de director técnico? – Mientras lavaba platos en la cocina. Una escena re cliché.
– Si se quejan tanto ¿Por qué no se hacen hinchas de otro equipo?. – Comentó en el momento menos apropiado.

Ahora, más recientemente, me toco ver el partido en lo de un chico que conozco hace poco.
Él, es re cabulero. Y la familia…la familia peor.
El padre no quería ver el partido con nosotros, cada vez que lo veía con los amigos del hijo perdía su equipo.
La hermana se encerraba en la habitación y se asomaba, si el equipo ganaba se escondía más.
Y la madre ¿La madre? La madre era especial. Agarraba los rosarios y cada vez que atacaba el equipo contrario rezaba. Y cuando el partido se complicaba rezaba más fuerte. Con mis amigos no lo podíamos creer. Yo me daba vuelta para confirmar lo inenetendible, tenía las manos agarradas al rosario, mientras gesticulaba mirando hacia arriba supongo que rezándole a Dios.

¿Esa gente le agradece a Dios cuando mete un gol su equipo? ¿Cuándo pierde su equipo se enoja con Dios?.
Que tristeza depender tanto de las acciones de alguien que no conoces y no podes confirmar su existencia. ¿Será que cada equipo que sale campeón tiene mayoría de mamas rezadoras y el equipo que desciende tiene madres pecadoras?.

Las cabalas de Bilardo mataron el cerebro a la mitad de la Argentina. Ahora somos todos boludos, entramos a la cancha con el pie derecho, tiramos sal en el banco de suplentes, hacemos el mismo camino cada vez que vamos a la cancha, nos ubicamos en el mismo lugar, por que si nos cambiamos de lugar es de yeta y encima, hacemos cuernitos cuando ataca el contrario.

No me olvido más el día que jugó Argentina contra Alemania y en un tiro libre en contra enfocaron a Dalma Maradona haciendo cuernito, resulta que después del tiro libre nos metieron gol. Perdimos 4 a 0. Rezó para el orto esa mina. Dios se enojó.De seguro rezaron más los alemanes.

Ya estamos grandes, siglo XXI, la re puta madre, seguí tirando agua bendita.

 

Anuncios

Deja un comentario (pone nombre si no tenes usuario).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s