La limpieza como trastorno obsesivo compulsivo

Hay gente que canaliza sus frustraciones limpiando, tiene sentido, no es tan malo ser ordenado de vez en cuando. Sin embargo hay gente que se obsesiona enfermizamente.
Yo soy un poco (bueno…un poco no, bastante) desordenado, por eso es que cuando veo a estas personas con esa obsesión me llaman la atención más que al resto.

En la casa de mi novia es todo lo contrario. En el baño tienen una alfombra, que cada vez que la pisas tenés que acomodarle los flecos. Una estupidez, te dan ganas de saltar para no pisar la alfombra.
En el living tienen el sillón mas cómodo del mundo, pero cada vez que se usa, hay que poner una manta arriba para no ensuciarlo y después de usarlo hay que poner todos los almohadones en su preciso lugar.
Si tomas el agua de la heladera y no recargas la botella vas preso, y si no bajas la tapa del inodoro tenés cadena perpetua.
La otra vez reformaron todo el baño y ahora cada vez que usas el lavamanos tenés que pasarle una toalla, ósea que si tenés que lavarte las manos, terminas limpiando el baño entero por que sino se enojan.
El pobre perro de la casa de mi novia, lo tienen afuera todo el día, no puede entrar para nada en el mundo porque ensucia, y si llueve el perro se tiene que quedar afuera, bajo ningún punto de vista puede entrar, el trastorno obsesivo compulsivo de la limpieza esta por sobre la comodidad del pobre perro.

La gente tendría que ir al psicólogo para canalizar por otro lado tanta ansiedad, me dan ganas de matar a la gente que para no mostrar sufrimiento limpian la casa, cómprense una vida.