Siempre odié usar traje

Siempre discuto con un amigo, él estudia periodismo y yo economía y cada uno detesta el punto de vista del otro. Él piensa que soy lo mas parecido a un capitalista salvaje y yo pienso que él es un revolucionario de sillón. Él piensa que amo los números, que no entiendo el punto de vista social y yo pienso que él es un charlatán que en su facultad estudian mirando películas. Okei, no es tan así, pero nos gusta bardearnos.
Estamos en pleno febrero, estoy de vacaciones y tengo mucho tiempo libre, entonces me invitó a cursar a su facultad. Todo surgió de la nada, así que fui vestido como estaba, tenía un short y alpargatas.
La gente de otras facultades tiene un concepto erróneo de los que estudiamos economía, piensa que somos la derecha conservadora y que vamos a la facultad en traje a rendir. Por suerte nada que ver.

Llegamos a la facultad de periodismo sobre la hora, mi amigo saludó a los del centro de estudiantes y seguimos. Ni bien entré al aula note que había muchas personas, eran como 200 en el curso.

Ni bien entró la profesora empezó a hacer preguntas, como nadie contestaba, amenazó con tomar un test de lectura. Por momentos quería dar un perfil de periodismo distinto, de comunicación alternativa. Lamentablemente le salía mal, encima no tiraba un solo chiste bueno y cuando se hacía la agradable, a los pocos segundos algo le molestaba y reflejaba su personalidad malhumorada.

Mi amigo me invitó a ir por que el lunes anterior había dado clases un profesor que le pareció interesante (si lunes a la mañana, a las 8, un garrón). Pero en cambio de ir ese profe, vino esta tipa que era todo lo contrario a lo que me había descrito.

Mi amigo sentía que desencajaba si no copiaba nada, así que me prestó un anotador y un lápiz y me entretuve escribiendo las frases que reflejaban el estilo de enseñanza de la profesora.

¨Acá no estamos en una tecnicatura de instituto privado. No quiero que sean reporteros de CNN, acá estamos en un lugar que enseñamos a criticar”.

La frase que dijo está buena, pero los rasgos de su cara mientras decía eso, su manera de hablar y los gestos con la mano, hacían notar algo despreciable, cierta soberbia y falsa personalidad.

Explicaba todo de una manera muy simplificada, con afirmaciones muy poco rigurosas y ejemplos muy estúpidos. Nunca vi a una persona describir tan mal a ciertos autores. “Marx era un revoltoso y para Smith era todo paz y amor”.

Esa persona reflejaba todos los clichés de un periodista desinformado, sabe un poco de todo y habla mucho diciendo poco.

Cuando lo miro a mi amigo, me dice “Perdón, no sabía que la clase iba a ser así, es la primera vez que la veo”. Al parecer no era la profesora favorita de él tampoco.

-¿Che queda mal que me pare y me vaya?

-No, si fuera vos haría lo mismo. Me dijo decepcionado.

Anuncios

7 pensamientos en “Siempre odié usar traje

  1. Un economista con un periodista armarían un equipo de lujo para la investigación seria. Claro que ese tipo de investigación es riesgosa.
    Yo anduve por Humanistas. No nos gustaba nadie de otras facultades Un poco sectarios. Pero deberías recordarla a tu amigo que la Economía es la base de una sociedad. Y que vos, el malo de Economía, fue más abierto y presenció su clase.
    Reconozco el perfil de la profesora que contás. Progresista bruta. Un decálogo de slogans que adoctrina y confunde.
    Dice “acá estamos en un lugar que enseñamos a criticar” y luego les da una frasecita de poster ya predigerida para la mierda: “Marx era un revoltoso y para Smith era todo paz y amor”, ¡Habla así de 2 de los más grandes pensadores de la Historia! Es de terror esa mujer.
    Me gustó mucho tu relato.
    Un abrazo.

    • Gracias por pasar, que bueno que te haya gustado. Lamentablemente cursé con esa profesora que no debe de ser de las mejores, tuve mala suerte. La economía es sin duda muy importante, hay gente que le cae mal y la subestima por que no la entiende. Pero tampoco hay que dejar de lado la comunicación, la cual también es esencial en la sociedad ¡Saludos!

      • Sí. YA. Vos sos muy bueno para escribir y podés responder, o no. O responder con pelotudeces extremas cuando alguien te hace comentarios extremadamente pelotudos, por pura diversión. En el peor de los casos podés bloquear. Me pasó que publiqué la imagen de un nene desnudo de unos 10 años. Y un señor empezó en los comentarios a hacer un alegato en pro de la pornografía infantil online argumentando que es online. Le expliqué que eso online venía de una realidad monstuosa. Finalmente lo bloqueé. Quedaron los comentarios pero no puede entrar más a mi blog.

Deja un comentario (pone nombre si no tenes usuario).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s